los clientes no esperas que seas perfecto