Imagina que te reúnes con tu equipo de trabajo en un bar para compartir y conocerse mejor; conversan sobre temas personales, de trabajo, etc. Además se unen algunos amigos de tu equipo y entre todos van sumando ideas interesantes y conversando al respecto. Luego acuerdan quedar 1 vez por mes o cada 15 días. Con el tiempo estas interacciones generan mayor complicidad, “camaradería”, conoces aún más a la gente, y ya te dan ganas de acercarte al bar con frecuencia para interactuar y debatir temas de interés mutuo.

Éste Directivo va desarrollando un equipo más allá de las paredes de la empresa, un equipo cohesionado en el cual todos opinan y participan… ¿cómo resultará el aporte de todos para los objetivos empresariales?, ¡seguramente muy valioso!… Hoy día las redes sociales online son ese bar … ¡sólo que más grande!

El Directivo del siglo XXI se valora por su habilidad para influir, conducir, reconducir, aportar, comunicar y hasta formar a través de las redes sociales online, ya que esto repercute directamente en su gestión. Los Directivos tienen un rol fundamental en la comunicación de la empresa, no me refiero simplemente a informar de manera “formal”, hablo de la comunicación como INTERACCIÓN; conocer lo que se piensa, se opina, se cuestiona, sólo así se puede modificar lo modificable, aclarar las distorsiones, debatir temas, aportar ideas nuevas.

Las redes sociales online son un complemento (nunca un sustituto) de la comunicación cara a cara; y representan un excelente apoyo en la funciones directivas. El rol macro del Directivo es cumplir con los objetivos de la empresa; no obstante, sólo puede alcanzar éste cometido a través de su gente… el EQUIPO; la gente con la que trabajamos día a día es el primer cliente que debe estar satisfecho y motivado.

Los seres humanos somos gregarios, nos agrada compartir, interactuar, participar, influir, de ahí la enorme popularidad que han tenido las redes sociales online desde su aparición.

Los Directivos y su equipo son ante todo personas; y las redes sociales van de personas que les gusta compartir sana y abiertamente temas varios: felicitar por el cumpleaños, nacimiento de hijos, dejar un post interesante relacionado con algún hobby, una reflexión sobre algún logro laboral, una felicitación pública a un colega o amigo, una opinión sobre una situación no resuelta, lo bien que lo pasaron en una nueva ruta de caminata… etc. Inclusive muchos Directores empiezan a trabajar su marca personal, y se crean blogs personales para compartir reflexiones del sector, aportar valor agregado desde sus áreas de competencia, comentar sus excursiones de fin de semana, lecturas, reflexiones, opiniones, etc. Con ésto no estoy diciendo que “van a explicar su vida”, quiero decir que cada quien aporta y comparte desde el respeto personal y el respeto hacia otros con lo mejor que son y pueden ofrecer.

Cada red social tiene un lenguaje y objetivo particular, por ejemplo, todos sabemos que LinkedIn es una red de contactos profesionales; sin embargo hace algunos días vi con extrañeza al principio y luego con simpatía que alguien publico una foto sosteniendo un bebe en los brazos con el comentario: “ya se que por aquí no debo publicar esta foto, pero no me resistí  a presentar mi primer nieto a mis colegas”.lo dicho.. las redes van de personas.

¿Directivo, estás en las redes sociales online?

Si tu respuesta es NO; mi opinión es que podrías estar perdiendo la oportunidad de trasmitir un mensaje e imagen positiva de tu negocio o de tu gestión, además de conocer potenciales talentos y/o colegas.

Si tu respuesta en SI, mi enhorabuena, eres un Directivo del siglo XXI.

Termino con una frase de Alex López que me gustó mucho: “Hoy, el despacho de los jefes está en las redes”