Quienes trabajemos en las redes sociales hemos oído hablar de éste “señor”.

El “cuñaty manager” es el “cuñado, sobrino, amigo, conocido” que entiende mucho de ordenadores y tiene muchos amigos en las redes sociales; y en sus tiempos libres te ofrece echarte una mano con los perfiles sociales de tu negocio.

Hasta aquí muy bien a nivel de buenas intenciones; sin embargo, las redes sociales y su impacto en tu negocio, no son una tarea que se hace en los tiempos libres.

Este es un trabajo como otro cualquiera, que requiere constancia, metodología y una estrategia; y no tiene que ver con entender de ordenadores y tener muchos amigos en las redes sociales.

Tampoco se necesita gastarse mucho dinero, sino invertir lo justo de acuerdo a un objetivo claro, en un profesional que sepa su oficio y además posea las actitudes adecuadas.

Quién es un gestor profesional de redes sociales para tu negocio:

Es quien diseña y ejecuta un plan de comunicación para tu negocio en las redes sociales

Es la voz de tu marca en las redes.

Da la cara por tu marca con los clientes.

Es un muy buen escuchador y comunicador

Es capaz de entender las necesidades de los clientes  y mantener una interacción con ellos.

Es quien genera experiencias positivas a través de las redes sociales.

Es aquel capaz de manejar una crisis y convertirla en oportunidades y experiencias de valor para tu negocio.

Es quien conecta con tu público de “corazón a corazón” y no tienen que ser muchos, solo los que a ti te interesan y tienen potencial de convertirse en ventas.

Es quien se dedica a ésta labor y posee la formación para ello.

¿Tiene tu “cuñaty manager” todas estas habilidades? ¿SI o NO?

Si tu respuesta es SI, ¡Enhorabuena!; tienes la persona adecuada.

Si la respuesta es NO, entonces debes buscar un profesional.

Es más, antes de hacerlo mal, rápido y en tiempos libres, ¡es preferible que no abras éste canal de comunicación con tus clientes.!

¿Necesitas ayuda para seleccionar tu gestor de redes sociales? Escríbenos y te daremos la orientación que necesitas.