Un Social Media Listening (SML) o también llamado Social Media Monitoring es el proceso a través del cual se identifica y valora lo que se esta diciendo sobre una marca, un producto, un servicio o una persona en la red.

Trasladando éste concepto en la relación con los clientes, es la oportunidad de estrechar vínculos, de  llevar la relación más allá de una compra/venta; de aprender y crecer con las opiniones de todos.

Así que para nosotras un Social Listener debe maximizar estos espacios, escuchar y ofrecer conversaciones útiles, que aporten valor al negocio, servicio, marca y utilidad para esa persona detrás del click. Una verdadera oportunidad de oro que no se debe desaprovechar siempre buscando que haya reciprocidad en los aportes.

A todos nos gusta sentirnos valorados como personas más allá de la circunstancia por la que llegamos a requerir de un servicio en una empresa. Ser escuchados empáticamente y atendidos es lo que más valoramos. Es lo que se llama Escucha Activa, escuchar con atención, responder serenamente y si es oportuno interconectar personas, es la magia que nos facilitan las redes sociales online; poder conversar en tiempo real con personas en cualquier lugar del planeta.

Un Social Listener  (Escuchadores Sociales) es un concepto muy reciente que se ha desarrollado a partir del mundo de las redes sociales online y en nuestra opinión constituye uno de los roles de más potencial en las redes sociales. Muchas personas acuden a espacios de networking offline para establecer contactos con diversos objetivos, de ahí surgen alianzas y colaboraciones muy provechosas. El SL es lo mismo, sólo que se hace en el ciberespacio y el alcance es masivo.

Para comunicarte y en definitiva para relacionarte, somos seres sociales y necesitamos esa relación tanto como los alimentos. Escuchar, conversar, relacionar alimenta nuestra emocionalidad.

Ya para terminar esta entrada introductoria sólo decir que siempre me ha llamado la atención que existen numerosas oportunidades y formaciones para desarrollar las habilidades de Oratoria, sin embrago, poco o muy poco para la Escuchatoria; craso error!

Imágenes: Ellas Escuchan, Barcelona en verano.