no permitas que tu cliente sea líquido