Esta entrada tiene su origen después de hablar con una cliente (que ahora es además una amiga), sobre las actividades de networking a las que asiste con la finalidad de establecer relaciones y contactos ganar-ganar; y justamente coincidió con mi opinión y experiencia en cuanto al tema.

Para mi el Networking es la creación de relaciones personales que se mantengan en el largo plazo y que repercutan en un ganar-ganar mutuo; es decir, es la más pura esencia del trabajo colaborativo tan indispensable en los tiempos que corren.

Hoy día proliferan networking por todas partes, se ha convertido en un tipo de actividad muy popular, es más, llaman así cualquier reunión que se preste a la interacción entre personas, aunque muchas veces no tenga una estructura definida; y es que si en cualquier reunión somos capaces de obtener contactos interesantes y aportar en la interacción estamos creando “una red colaborativa

Los profesionales “autoocupados” autónomos o pequeñas empresas, acuden con frecuencia a éstas actividades con la vista puesta en clientes potenciales e inversores.

En mi opinión, después de haber asistido a unos cuantos, creo que hay 4 secretos para que un networking sea efectivo:

1. Tener claro cuál es tu objetivo y definir tu presentación (speech) en base a eso; es decir, tener visibilidad, captar clientes, proveedores, colaboradores, evitando caer en el “Yoismo“, siendo más humildes, enfatizando aportes y relaciones… nada cae peor que esa tendencia a ser “maravilloso en todo”.

2. Entender que no se trata de entregar y recibir el mayor número de tarjetas de visita que la mayoría de las veces no te sirven para nada. Se trata de establecer conversaciones y contactos que puedan mediar de verdad una relación futura. Y aquí quiero mencionar una expresión que utiliza mucho un profesional de marca personal que admiro y sigo como es Andrés Perez Ortega que dice que no se trata de “coleccionar personas sino de crear relaciones”.

3. Seleccionar el tipo de networking a los que vamos a asistir, valorando el perfil de quien o quienes lo organizan, el perfil y el número de los profesionales que asistirán. Como ya dije anteriormente no es plan de salir con un “paquete de tarjetas”; es salir con la sensación que has conocido e interactuado con 2 o 3 personas interesantes, vinculadas a tu sector, con las cuales te comunicaras para desarrollar la relación y valorar formas de colaboración futuras mutuas.

4. Centrarse en nuestras capacidades y fortalezas, más que en nuestro trabajo. Aunque resulte contradictorio, muchas veces nuestras fortalezas trascienden nuestra ocupación puntual, ya que como personas podemos tener fortalezas que para el otro resulten interesantes y viceversa. Hoy más que nunca los trabajos y sus procesos se basan en las relaciones y ésto sólo lo hacemos las personas, a partir de aquí surge todo lo demás.

¡No estamos para perder nuestro valioso tiempo!; los pequeños negocios y profesionales “autoocupados” somos y lo hacemos todo, con lo cual, debemos “disparar” a una diana muy específica ya que nuestros recursos son limitados. ¡Mejor dicho, centrarnos en poco pero con calidad!

Hoy más que nunca debemos ser hábiles en la escogencia de nuestros procesos y combinar sabiamente los beneficios 2.0 y el mundo real 1.0, que es donde realmente suceden las cosas.

Una última cosa, aunque suene redundante…