En una entrada anterior les hablé sobre El cliente online y los momentos de verdad, y como habían cambiado drásticamente las cosas en los últimos años.

Un momento de verdad son aquellos momentos en los que el cliente se forma las impresiones más importantes sobre la marca que van a determinar que continué su experiencia y llegue finalmente a la compra o lo dejé sin comprar nada y además con la posibilidad que sea un mala referencia para tu negocio, por aquello del “boca a boca“.

Hasta hace muy poco esas experiencias podían ser la facilidad de acceso a la tienda, la climatizacion del lugar, la persona de ventas; sin embargo ahora los momentos de verdad los llevamos con nosotros; por ejemplo, los dispositivos móviles; la velocidad de carga de una determinada web, puede significar que sigas navegando en nuestro sitio o lo abandones y te vayas a otro… ¡o sea, segundos!.

Así, el “momento cero” son esos segundos mientras buscamos información por internet y en redes sociales que hace que tomemos decisiones, de acuerdo a nuestras experiencias y opiniones de otros.

¿Qué hacemos nosotros? buscamos por internet el producto y luego averiguamos que se dice sobre él en las redes sociales.

Ahora compramos online, o en las tiendas pero ¡ya sabemos exactamente lo que buscamos!.

En el actual sistema de compra no son las marcas las que llegan a los usuarios; somos nosotros los que buscamos un producto o servicio ya identificado a partir de la información y opiniones que obtenemos en Internet y las redes sociales.

Así que MARCAS, su labor es facilitar experiencias positivas, ya que si antes el “boca a boca” funcionaba muy bien en la atracción de clientes, ahora, el “boca a boca on line/offline”, tiene aún mayor fuerza.

Y a todo éste movimiento en marketing se le llama Marketing Experiencial, diseñar estrategias para crear relaciones de larga duración con el cliente a través de EXPERIENCIAS positivas con el producto, marca y servicio.

 ¿Recuerdas en especial alguna experiencia positiva con alguna marca?