Cuando se habla de “ponerse en forma” parece que sólo nos referimos al aspecto físico, pues no; es muchísimo más!!

Stephen Covey en su libroLos 7 hábitos de la gente altamente efectiva“, lo llama Afilar la Sierra, corresponde al 7º hábito que plantea  que debemos fortalecernos y preservarnos a nosotros mismos. Significa la renovación de nuestra naturaleza en lo físico, espiritual, mental y socio emocional.

Y ésta renovación es sinérgica ya que impacta positivamente en nuestra vida general (personal y laboral).

En algunos sectores de negocios existen épocas donde la actividad comercial baja, por ejemplo, navidad, verano (aunque cada sector tiene sus propios ritmos, ya que el verano es un sector de temporada alta para la restauración y el turismo, por ejemplo).

Éstas fechas las podemos aprovechar para Afilar la Sierra (fortalecernos, renovarnos, preservarnos). Hacer todas esas cosas que vamos dejando para luego con la excusa del tiempo o del mucho trabajo.  A continuación dejamos algunos ejemplos de cómo ponernos en forma en temporada baja.

A nivel físico: haciendo ejercicios. Retomar o empezar una rutina suave de ejercicios es genial desde muchos puntos de vista y si es al aire libre, mejor que mejor. Nada va mejor para desconectar que el ejercicio físico. Además de ayudar a controlar el estrés, hará que nos sintamos en armonía con nuestro cuerpo. También es una actividad que se puede compartir con la familia o amigos con lo cual beneficiará las relaciones y el intercambio social; sobre todo hoy día que todo camina tan “on line“.

A nivel mental: es una buena oportunidad para evaluar los meses transcurridos, organizar y planificar los siguientes meses, “limpiar” y organizar el lugar de trabajo, tirar esos papeles que se han amontonado sin ninguna utilidad, enviar mails de agradecimiento pendiente, actualizar tu perfil en las redes sociales profesionales que más utilizas, hacer alguna formación interesante, reciclar información del área profesional; organizar tu escritorio (ordenador), leer algún libro de cultura general interesante, etc.

A nivel Espiritual: hacer aquellas actividades de meditación que tenías pendiente, compartir con amigos temas relacionados con tus valores y creencias.

A nivel Emocional-Social: Compartiendo con amigos, familias, haciendo actividades de voluntariado, aportar valor a otros, establecer sinergias.

Son cosas sencillas, que todos sabemos y a veces pocos hacemos, si embargo, si las ponemos en práctica, además de descansar y desconectar en lo físico, también cargamos las pilas en lo emocional. Recuerda que somos y funcionamos de manera única, no por departamentos, con lo cual si nos sentimos bien en lo mental y físico ésto impactará de manera positiva en el resto de las áreas.

Y sobre todo y por encima de todo, DESCANSAR!

Qué esperas para ponerte en forma?

Imagen: Ellas Escuchan