Como todo en la vida, no es cuestión de estar, sino, de ¡saber estar!.

Esta referencia es la que siempre le hago a mis clientes cuando me dicen que quieren tener presencia en las redes sociales ¡porque hay que hacerlo!… pues no hay que sólo hacerlo, hay que saber hacerlo; tener un objetivo claro y una gestión profesional.

Por eso hoy quiero hablarles de unos tips básicos que las marcas deben tener muy en cuenta en la gestión de las redes sociales:

1. No se debe usar las redes sociales exclusivamente como escaparate para ventas. Lamentablemente las marcas siguen pensando que estar en las redes sociales consiste en tener un perfil y dedicarse diariamente a publicar ofertas de productos para vender; es decir hacer marketing.

Los usuarios, visitantes, no quieren esto. Las personas entran en las redes sociales a socializar, obtener información, saber cosas que les puedan ayudar a tomar decisiones de compra.. que es muy diferente… ¡no quieren que les vendas!… querrán comprar en su momento, por eso debemos darles las razones para que lo hagan en nuestro negocio. Así que no se debe usar las redes sociales sólo como escaparate; Se dice que más o menos la proporción de contenido y marketing deber ser 80 y 20.

2. Contestar a los clientes. En tiempos y formas; recordemos que la mejor forma de demostrar el buen servicio y el respeto hacia la persona más importante de tu negocio (el cliente) es respondiendo sus preguntas y comentarios de forma respetuosa y con un lenguaje apropiado.

3. No se tiene que estar en todas las redes sociales. Como dice el refrán popular, “el que mucho abarca poco aprieta”. Se debe valorar muy bien cuales son las redes que más interesan de acuerdo a la razón de ser del negocio y donde están los clientes potenciales y concentrarse en tener una presencia de calidad.

4. Escuchar es a veces más importante que hablar. Escucha lo que dicen de ti tanto tus clientes como tus competidores, esa es la riqueza de las rrss, no es cuestión sólo de hablar y publicar, es más de escuchar y ofrecer lo que piden y sobre todo corregir en aquello que te critican o valoran como fallos.

5. Gestionar cada red social de acuerdo a su particularidad. Éste es otro fallo importante, publican en alguna red y ésa misma publicación la enlazan en las demás, sin tener en cuenta la particularidad de la red, por ejemplo, no usar los hashtag en twitter, no adjuntar una imagen, a veces ni siquiera acortar la url enlazada, o no escribir  el título de lo que se publica; es decir, es como no hacer nada ya que la publicación no generará ningún atractivo o seguidores (que es lo que buscamos).

6. No es lo que a ti te gusta, sino, lo que el cliente quiere. Una de las razones principales de las redes sociales es crear y mantener una relación con el cliente, ELLOS, son la razón de ser del negocio, así que debemos publicar para aportales  y satisfacer sus necesidades. Si escuchamos sus comentarios y seguimos su recorrido, sabremos que quieren y es eso lo que tenemos que ofrecer.

7. Abrir redes sociales y luego abandonarlas. Un error muy común es abrir redes sociales  y luego dejar de publicar por cualquier razón; ¡esto es fatal!. Para el cliente es como irte a visitar a tu casa y conseguirla sucia y llena de telarañas; dispón de las redes sociales que realmente usas; y si no puedes atenderla, elimina el perfil.

¿Estás preparado para atender y responder a tus clientes en las redes sociales?